Los desafíos del retail en 2022

El futuro de los retailers depende de su capacidad para satisfacer las necesidades de los clientes de forma omnicanal, atendiéndolos cómo, dónde y cuándo lo deseen. Conoce aquí los desafíos del retail en 2022.

Bob Dylan lo dijo muy bien en la canción con la que ganó un Oscar en 2001: “los tiempos son extraños… las cosas han cambiado”.

 

Desde el inicio de la pandemia, los retailers han debido adaptarse a una serie de escenarios cambiantes e inestables, y resulta increíble cómo en tan poco tiempo se han obtenido tantos aprendizajes.

 

Sin duda, debido al cierre temporal de las tiendas físicas, vivimos un crecimiento de los canales digitales de venta y, con ello, adquirió más notoriedad la importancia de la omnicanalidad en el retail.

 

Hoy en día resulta evidente que el futuro de las empresas de retail depende de su capacidad para satisfacer las necesidades de sus clientes de forma omnicanal, atendiéndolos cómo, dónde y cuándo lo deseen.

 

Precisamente, este es uno de los desafíos del retail en 2022 según un estudio realizado en España por Esade/Creapolis. En este artículo te contamos sobre esos retos.

 

 

Reorganización de los puntos de venta

 

Si bien durante la pandemia se cerraron muchas puertas producto del confinamiento, es cierto que también se abrieron muchas ventanas, especialmente la de los navegadores web para hacer compras online.

 

Debido a los constantes cierres y reaperturas, las compañías del retail han tenido que reestructurar los puntos de venta físicos y su logística operacional, enfocando sus esfuerzos a las ventas a través de sitios web, redes sociales y marketplace.

 

Como resultado, las ventas online se dispararon. Por lo mismo, frente a los constantes cambios de escenario y a la aparición de nuevas variantes de coronavirus, uno de los desafíos de los retailers es dar mucho más peso al e-commerce en su estrategia comercial.

 

 

Gestión de la omnicanalidad

El estudio revela que para el 82% de los minoristas lo primordial es gestionar la omnicanalidad de sus negocios.

 

Es cierto: resulta complejo administrar distintos canales digitales de venta, las tiendas físicas y las bodegas que las abastecen.

 

Pero esa es precisamente la idea del retail omnicanal: unificar la experiencia de venta en diferentes puntos de contacto y permitir a los compradores realizar una transición fluida entre tiendas físicas y virtuales sin fricciones durante la experiencia.

 

No se trata de que el retail esté en todas partes. El desafío, más bien, es entregar a los clientes lo que necesitan, cuándo y dónde lo quieran.

 

 

Mejora del Customer Journey

 

De acuerdo a la investigación, “el Customer Journey sigue evolucionando para hacerse más granular e híbrido”.

 

Con esto se evidencia su complejidad, especialmente en las etapas de “Descubrimiento” y “Consideración”. El motivo es que el consumidor actual dedica mucho más tiempo y esfuerzo en la búsqueda digital de información sobre el producto que desea comprar, comparando precios de la competencia y analizando reviews, por ejemplo.

 

Uno de los desafíos del retail en 2022 está en el uso de automatizaciones e inteligencia artificial para generar datos precisos sobre productos y clientes, combinando sus hábitos online con sus comportamientos offline.

 

De esta manera, los retailers podrán responder brindando una experiencia satisfactoria en todos los canales a través del uso de tecnología.

 

 

Experiencia de compra

 

Aspectos como el modo de efectuar los pagos y la gestión de la última milla son sumamente relevantes en la experiencia del consumidor.

 

Los especialistas indican que el pago Cashless seguirá creciendo de la mano del uso de aplicaciones wallet en los móviles.

 

En relación a la gestión de la última milla, el retail deberá poner más esfuerzos en potenciar su red de centros de distribución, las rutas y tipos de transporte, las condiciones de entrega y las tecnologías implicadas, como realidad aumentada, big data y drones.

 

 

El valor de la sostenibilidad

 

Toda empresa busca incorporar un factor diferenciador respecto a su competencia. En este sentido, el valor de la sostenibilidad es una palanca de diferenciación y genera un impacto positivo en las audiencias.

 

Es por eso que las compañías del sector buscan lanzar iniciativas en esa dirección, como el ecodiseño de envases, la gestión de residuos, la realización de actividades sostenibles y el uso de electromovilidad en los despachos.

 

Los líderes empresariales que están en la vanguardia son los que, justamente, buscan innovar entendiendo las necesidades de sus clientes.

Es por eso que todos los desafíos del retail en 2022 van en línea con un objetivo fundamental: seguir el pulso del consumidor.