4 modelos de flujo para el retail omnicanal

¿Sabes que es el BOPIS, BOSS, BORIS y BOSFS? Estos son algunos de los modelos de flujo para el retail omnicanal que Be Flow tiene para ti. En este artículo puedes conocer sus detalles.
4 modelos de flujo para el retail omnicanal

No vamos a redescubrir la rueda: hace rato que los clientes exigen la comodidad de comprar en cualquier momento y lugar, prácticamente sin fricciones.

 

Si bien la mayoría de las ventas se realizan en tiendas físicas, la tendencia indica que las ventas online se han incrementado y que si ofreces soluciones como el retiro gratuito en tienda, puedes reimpulsar el tráfico peatonal con la oportunidad de lograr ventas físicas adicionales.

 

Se trata de un círculo virtuoso que los retailers deben aprovechar. Una forma de hacerlo es a través del diagrama de flujo llamado BOPIS, es decir, buy online & pick up in store (compra online con retiro en tienda).

 

Con un Sistema de Gestión de Órdenes (OMS) que facilite y haga fluir esta integración, podrás marcar la diferencia entre el éxito y el error. Este es, precisamente, uno de los modelos de flujo para el retail omnicanal que describiremos a continuación, además de otros que ofrecen una solución para cumplir con las exigencias de tus clientes.

 

 

El retiro se llama BOPIS

 

Qué bien, recibiste una nueva orden de un cliente. Entonces se inicia el flujo de ventas con un pedido online que puede provenir de dos fuentes:

 

1. E-commerce: ya sea Shopify, VTEX, Magento o similar.

2. Marketplace: como MercadoLibre, Facebook o Linio, por nombrar algunos.

 

De esta manera, se genera la venta y esta es informada a tu OMS, un sistema que a su vez sincroniza la venta con el ERP para que genere automáticamente un bloqueo de stock.

 

Si el modelo de ventas es BOPIS, vale decir, con retiro en tienda, la bodega virtual descuenta el inventario desde el ERP. Después, se produce una factura de reserva con la cual el stock queda retenido y, luego de ello, se genera una boleta electrónica con el pago asociado a la transacción.

 

Paralelamente, ocurre el click and collect de este pedido y entonces tu OMS te pregunta si la orden se preparó sin incidencias. Si hay existencias en la tienda A, todo bien. Pero si faltan artículos, se informa el fulfillment parcial y se notifica a tienda B para que haga la transferencia de los ítems faltantes a la tienda A.

 

Una vez que la preparación del pedido está completa, se envía notificación al cliente con un mensaje tipo “tu pedido en tienda A ya está listo para ser retirado”. Se realiza entrega del pedido en módulo OMS y el cliente firma el acta de entrega, con lo cual se concreta el modelo BOPIS.

 

Bodega en acción: modelo BOSS

 

Se ha generado una nueva venta en tu tienda online, ya sea a través de e-commerce o marketplace.

 

Las cuentas son alegres, pero existe un problema: no hay existencias en la tienda, pero sí en la bodega o warehouse. Así es como nace el diagrama de flujo BOSS: buy online, ship to store (compra online, envío a tienda).

 

Los pasos son los siguientes:

· Llega una orden para retiro en tienda.

· Esta es recepcionada en el OMS.

· Bodega recibe orden de venta con fulfill y solicitud de envío de artículos para retiro en tienda.

· Se genera la factura de reserva.

· Comienza el picking de los artículos.

· Producción de nota de venta automática con reserva de stock.

· Elaboración de guía de despacho, packing y despacho a tienda para pick up del cliente.

 

Una vez que la tienda recibe la notificación del envío, esta lo recepciona, realiza un repacking si es necesario y, finalmente, se envía un aviso al cliente indicando que el pedido está listo para retiro. En resumen, BOSS lo hizo otra vez.

 

 

Para devoluciones, el BORIS

 

El retail omnicanal también tiene que estar preparado para las devoluciones de productos. Allí es donde entra en juego el modelo BORIS: buy online, return in store (compra online, devolución en tienda).

 

En este caso, el cliente acude a la tienda física y solicita la devolución de uno o más productos indicando el motivo. El personal que recibe efectúa el control de calidad respectivo, corroborando la razón de la devolución. Si cumple con la política, se crea una orden de devolución en el OMS y se imprime el documento.

 

Aquí tu OMS es capaz de abrir múltiples procesos: cambio del producto, devolución del dinero, crédito en tienda y más. Entonces tu sistema de gestión de pedidos puede levantar incidencias, resincronizar las existencias y hacer ajustes de balances según tipo de acción, con el fin de mantener en orden el inventario y la contabilidad.

 

 

BOSFS: el encargado de despachos

 

Otro modelo del diagrama de flujos es el BOSFS: buy online, ship from store (compra online con envío desde la tienda).

 

Aquí entra en escena el operador logístico que retira el pedido desde la tienda, escanea los bultos y los lleva al domicilio del cliente.

 

Una vez que se entrega la orden, se descuentan los inventarios, se actualizan los artículos y se sincroniza todo con el OMS para que así sepa, por ejemplo, que en el warehouse online debe reducirse el inventario en 3 unidades de este artículo específico.

 

Esto ilustra el proceso de arribo de las órdenes al OMS y su sincronización con operadores logísticos, operadores en tienda, bodegas online y posibles devoluciones de producto. Ojo, sólo hemos mencionado los modelos de flujo de ventas online, pero también hay otros diagramas cuando se generan compras en puntos de venta físicos (POS). Pero eso te lo contaremos en el próximo capítulo…