¿Cuáles son las tecnologías que impulsan al retail omnicanal?

Hoy en día es clave optimizar la gestión de los pedidos para que los clientes tengan una mejor experiencia de compra. Aquí te contamos algunas tecnologías que impulsan al retail omnicanal.

Al igual que un experto en zapping, hoy en día los consumidores de retail quieren pasar de un canal a otro prácticamente sin fricciones.

 

Las compras online van en crecimiento y las experiencias digitales influyen cada vez más en las expectativas de las personas que salen de sus hogares a adquirir productos a las tiendas físicas.

 

Los usuarios se mueven entre canales online y offline, por lo que valoran mucho más una experiencia unificada. Por lo tanto, si no cuentas con una estrategia omnicanal coherente, puedes quedar atrás en relación a los competidores más ágiles.

 

Atender a los clientes a través de múltiples puntos de contacto no es nada fácil. Lo bueno es que existen tecnologías que facilitan la creación de tiendas, la conexión con tu audiencia objetivo, la optimización de las experiencias y una gestión de pedidos y despachos más eficiente.

 

Lo primero: tecnologías para establecer tu tienda

 

El camino para ofrecer una experiencia omnicanal de alto nivel comienza con la creación de una tienda digital. Se trata de una pieza clave de la infraestructura de un e-commerce, ya que impulsa no sólo las ventas online sino también las que se realizan en las tiendas físicas.

 

Las empresas suelen elegir plataformas de autoservicio para crear su tienda online, concretar ventas, procesar pagos y dar cumplimiento a los pedidos. Precisamente, uno de nuestros partners es Shopify, una de las plataformas de e-commerce más conocidas junto con BigCommerce y Magento Commerce.

 

A modo de ejemplo, una marca de calzado, Allbirds, utiliza el sistema de punto de venta (POS) de Shopify para brindar experiencias omnicanal en más de 20 tiendas físicas. A través de sistemas móviles de Shopify POS en diferentes pisos y secciones, los trabajadores pueden ofrecer un proceso de pago tan rápido como el de las compras online, haciendo que el tránsito entre canales sea más armónico.

 

 

Un OMS robusto

 

El futuro de las empresas de retail depende de su capacidad para satisfacer las necesidades de sus clientes de forma omnicanal, atendiéndolos cómo, dónde y cuándo lo deseen, y entregándoles una experiencia de compra excepcional.

 

Esta abrupta y acelerada necesidad puso en evidencia la complejidad de administrar distintos canales digitales de venta, las tiendas físicas existentes y las diferentes bodegas que las abastecen, especialmente cuando no cuentan con sistemas integrados que hagan fluir y unifiquen la información en todos los puntos y etapas del proceso.

 

Por lo tanto, con un sistema de gestión de pedidos (OMS) que es versátil a nivel de interfaz y alto en integraciones con canales de venta, puede soportar y ejecutar con fluidez todas las acciones comerciales en un ecosistema omnicanal y multibodega.

 

 

Marketing para construir conexiones

 

Ya sea en formato anuncios o programas de fidelización, hoy en día las personas quieren mensajes adaptados a sus necesidades y distribuidos en las plataformas que más les acomoden.

 

Aquí los datos son oro puro. Por lo tanto, una plataforma de datos de clientes (CDP) ayuda a las compañías a unificar la información desde fuentes dispares, como RRSS, e-mails, sitios web y más. Así lo hace Airbnb con mParticle, una CDP que le permite comprender mejor a los usuarios de la aplicación y ofrecer experiencias más fluidas en todos los canales.

 

Sin duda, las plataformas de marketing omnicanal son soluciones de software que permiten saber cómo interactúan los clientes con otros canales o se mueven a través del embudo de ventas. Pizza Hut, por ejemplo, recurrió a la plataforma Braze para personalizar sus correos electrónicos y expandirse a canales móviles, lo que impulsó sus ingresos.

 

El retail también se apoya cada vez más en las tecnologías de fidelización y recompensas. Desde abril de 2021, Best Buy comenzó con su programa de membresía llamado Best Buy Beta, el cual permite acceder a descuentos exclusivos, soporte técnico ilimitado, instalación gratuita de varios productos y garantías extendidas. Por un lado, los compradores disfrutan de beneficios, y por el otro, las empresas obtienen clientes leales que son una fuente constante de ingresos y datos.

 

 

Servicio al cliente: de la prueba al pago

 

La omnicanalidad está transformando la forma en que las compañías orientan su servicio al cliente. Aquí te mostramos algunos ejemplos concretos:

 

· Plataforma de comunicación como servicio (CPaaS): es una solución en la nube que permite agregar funciones en tiempo real como voz, mensajería y video. De esta forma, los trabajadores pueden hablar con los clientes a través de diferentes dispositivos y plataformas, ampliando los canales de información.

· Pruebas de realidad aumentada: son aplicaciones que permiten visualizar cómo se verá un producto en ti o en tu entorno. Nike tiene una función llamada Nike Fit que escanea tus pies y almacena los datos en tu perfil para hacer más fácil la compra online; mientras que IKEA cuenta con una app que permite dimensionar cómo se vería un nuevo mueble en tu departamento.

· Pago sin caja: el autopago está ganando impulso, ya que lleva a las tiendas la velocidad y la conveniencia de las compras digitales. Esto se logra a través de inteligencia artificial, cámaras y tecnologías de estantes inteligentes, generando una experiencia de compra más satisfactoria en el canal físico.

 

 

Gestión de inventario y última milla

 

Tu negocio crece y con él aumenta la necesidad de contar con mejores tecnologías para monitorear las cadenas de suministro, gestionar el inventario y cumplir con los despachos en tiempo y forma.

 

Las plataformas de visibilidad end-to-end ayudan a realizar un seguimiento más preciso de los productos a medida que pasan de los proveedores a los productores y a los clientes.

 

Asimismo, para resguardar la eficiencia de la gestión del inventario, las empresas están aprovechando las tecnologías de inteligencia artificial con el fin de planificar predictivamente la demanda. Así pueden proyectar riesgos y evitar interrupciones en la disponibilidad del inventario.

 

En relación a la última milla, el software de administración de delivery (DMS) es clave para planificar, gestionar y ejecutar actividades de despacho. Se trata de una herramienta vital para ofrecer experiencias omnicanal, ya que automatiza procesos para enviar productos a tiempo.

 

Como vemos, independientemente de las tácticas omnicanal que utilicen las compañías, el objetivo es aprovechar las tecnologías para garantizar que los clientes pasen sin fricciones de un canal a otro.

 

Y a medida que disfrutan de esta experiencia, se conectan cada vez más con tu marca, produciendo la tan ansiada fidelización.